Es muy habitual sentirse incómodo durante los primeros días tras la colocación de la ortodoncia, es una cuestión de adaptación.

1.- ¿Qué puedo comer con brackets?

Es muy habitual sentirse incómodo durante los primeros días tras la colocación de la ortodoncia, es una cuestión de adaptación. Para que ésta te resulte menos difícil, te recomendamos que durante esos primeros días ingieras alimentos blandos que no requieran de mucha masticación, como purés, sopas y caldos… Para evitar rozaduras y lesiones en la mucosa, oral, encías o lengua, te aconsejamos que apliques alrededor de los brackets ‘molestos’ cera dental.

Evitar alimentos pegajosos y/o con alto contenido de azúcar (chicles, caramelos, dulces)

–  Evitar bebidas que causen tinción en los dientes (café, té, vino tinto)

–  Evitar alimentos duros para reducir la presión sobre los aparatos (frutos secos, aceitunas con hueso, hielo)

No comer a mordiscos, sino cortar los alimentos en pequeños trozos antes de llevarlos a la boca y luego masticarlos con los molares.

2.- Tengo molestias ocasionadas por la presión, ¿qué puedo hacer?

Como ya hemos mencionado, con la colocación de la ortodoncia puedes sentir ciertas molestias que, por regla general, no duran más de 48 ó 72 horas. Si la presión que ejercen los ajustes de la misma es muy fuerte, puedes tomar el analgésico o antiinflamatorio que te recomiende tu ortodoncista para calmar el dolor.
Ten paciencia y poco a poco te irás acostumbrando a la sensación: según tu dentadura se va colocando en su correcta posición, la presión disminuirá.

3.- ¿Cuándo y cómo tengo que cepillarme?

Las personas que utilizan ortodoncia necesitan una limpieza exhaustiva tras las comidas. Es muy importante cepillar cuidadosamente cada diente, con especial atención alrededor del bracket y por debajo de los alambres para eliminar cualquier resto de comida. No te saltes el cepillado en ninguna comida y evitarás muchos problemas de sarro, infecciones o caries.

4.- ¿Qué cepillo es el más recomendable?

Para una correcta higiene bucal, elegir un cepillo flexible y adecuado es fundamental. El cepillo debe ser suave y blando para que se adapte a la ortodoncia y acceda a los huecos de más difícil acceso donde pueden quedar restos de comida.

También puedes utilizar un cepillo interdental para alcanzar las zonas a las que un cepillo convencional no llega. Actualmente, las farmacias comercializan unos cepillos especialmente indicados para limpiar la ortodoncia.

5.- ¿Hay alimentos prohibidos con los brackets

En realidad, no, pero debes tener cuidado con los elementos duros y pegajosos. Los chicles, las golosinas o los caramelos son algunos de los enemigos que tiene tu ortodoncia: pueden despegar fragmentos del aparato o incluso doblar los alambres. Esto provocaría que tus dientes se movieran incorrectamente y retrasaría la finalización exitosa del tratamiento.

6.- ¿Pero no puedo comer nada con azúcar o dulce?

Como dentistas deberíamos recomendarte no tomar azúcar, pero como sabemos que es difícil resistirse a un dulce de vez en cuando, solo queremos que tengas en cuenta que el azúcar refinado aporta hidratos de carbono que fomentan la creación de ácidos en la placa bacteriana.

Estos ácidos dañan el esmalte produciendo las caries. Y por desgracia los brackets permiten que se acumule aún con más facilidad la placa y el sarro, aumentando el riesgo de presentar inflamaciones, infecciones y la aparición de caries.

7.- ¿Qué hago si un bracket se despega?

Tranquilo, a veces puede pasar. Lo primero es que te apliques cera para evitar posibles heridas y a continuación acudas inmediatamente al especialista para que revise ese bracket despegado o algún alambre de la ortodoncia suelto.